SOCIEDAD DE BIBLIÓFILOS CHILENOS, fundada en 1945

Chile, fértil provincia, y señalada / en la región antártica famosa, / de remotas naciones respetada / por fuerte, principal y poderosa, / la gente que produce es tan granada, / tan soberbia, gallarda y belicosa, / que no ha sido por rey jamás regida, / ni a extranjero dominio sometida. La Araucana. Alonso de Ercilla y Zúñiga

My Photo
Name:
Location: Santiago de Chile, Región Metropolitana, Chile

Editor: Neville Blanc

Sunday, May 20, 2018

Entrevista: Fernando Concha Cruz


Friday, May 18, 2018

10 ilustraciones de Rep para una nueva edición del Quijote

Cultura

10 ilustraciones de Rep para una nueva edición del Quijote

La editorial Planeta publicó el clásico de Miguel de Cervantes y el dibujante argentino fue el encargado de ilustrarlo. Además del valor literario, es un objeto de colección. En esta nota, los mejores dibujos
El Quijote de Rep
El Quijote de Rep
La historia empieza así: "En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor".
Estamos hablando del libro más importante de la literatura en español que, páginas más adelante, dirá: "…y al cabo se vino a llamar don Quijote"; y más adelante: "Así quiso, como buen caballero, añadir al suyo el nombre de la suya y llamarse don Quijote de la Mancha".
Hace semanas, la editorial Planeta volvió a editar este clásico —cuya fecha de publicación fue 1605, y la segunda parte en 1615— con ilustraciones del artista Miguel Repiso, mejor conocido por Rep, y la edición está a cargo del filólogo español José Manuel Lucía.
En la portada, la sombra del personaje sobre un flaco caballo empuña la lanza. La posición es de ataque, seguramente a esos enormes molinos de viento. Entre sus tapas duras de un amarillo vivaz, están las 832 páginas a puro color.
A continuación, reproducimos algunos de los más de 100 dibujos de Rep que hay dentro de este libro fascinante, clave para la literatura universal, y con una nueva edición que renuevan sus ganas de leerlo. Con ustedes, el gran Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, versión 2018.
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep
Don Quijote de la Mancha de Miguel Rep

Saturday, May 12, 2018

La Librería de Ávila: la más antigua de Buenos Aires

Sociedad

La Librería de Ávila: la más antigua de Buenos Aires y testigo de la Historia argentina

Conocida hoy como la “Librería del Colegio” se fundó en 1785 y sigue frente al Nacional Buenos Aires. Por allí pasaron patriotas que, entre libros y debates, fueron gestando la Revolución de Mayo
En la Librería de Ávila no sólo hay ávidos lectores, alumnos buscando libros de textos o padres comprando manuales. Entre estanterías y mesas atiborradas de libros más de cien mil ejemplares, los turistas sacan fotos atraídos por su historia.
Uno de los carteles reza: "la librería más antigua del planeta". En el fondo, se escuchan tangos que salen de un tocadiscos antiguo. Al entrar, se viaja como en una cápsula del tiempo.
La librería fue protagonista de los debates previos a la Revolución de Mayo (Thomas Khazki)
La librería fue protagonista de los debates previos a la Revolución de Mayo (Thomas Khazki)
Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Mariano Moreno y Juan José Paso -entre otros- frecuentaban la librería y La Manzana de las Luces. Se reunían en el Café de Marco y cruzaban a la entonces Librería del Colegio, frente al Nacional Buenos Aires. Allí buscaban, además de los libros de moda, los de la sangrienta Francia de 1789. Poco a poco, entre debates y polémicas, se fue gestando lo que para mayo de 1810 sería la Revolución.
La librería de Ávila, en la esquina de Alsina y Bolívar, nació en 1785 en una Buenos Aires dentro del Virreinato del Río de La Plata, bajo el mandato de Carlos III en España.
Se fundó como un ranchito con paredes de adobe y techo de paja, y después fue la primera casa de la ciudad en tener dos pisos. "Le decían La Botica porque vendía hierbas medicinales. Luego comenzó a tener objetos relacionados con el gauchaje: desde botas de potro hasta facones", cuenta Miguel Ávila, dueño de la librería desde hace 30 años.
Miguel Ávila hace 30 años se comprometió a reeditar la vieja librería del Colegio
Miguel Ávila hace 30 años se comprometió a reeditar la vieja librería del Colegio
-¿Qué es el libro para usted?
-El libro es un agente invasor. Va abriéndose paso codo a codo. El buen lector sabe que uno los termina teniendo por todos lados: en la biblioteca, debajo de la mesa, en la mesita de luz. Con su poder van tomando su espacio.
-¿Por qué es importante esta librería?
-La importancia se debe a su estrecha relación con la Revolución de Mayo. Fue como un nido, un avispero del pensamiento. En los momentos previos, era la que traía los libros de la Revolución Francesa. Los jóvenes Paso, Castelli, Moreno, Belgrano se reunían y venían a buscarlos.
La librería posee alrededor de 100 mil libros
La librería posee alrededor de 100 mil libros
Por su ubicación estratégica, los vecinos de La Manzana de las Luces fueron testigos de sucesos históricos: desde las invasiones inglesas (1806 y 1807), la huída de Juan Manuel de Rosas en 1852, hasta los encuentros furtivos entre Manuel Belgrano y Josefa de Ezcurra, amantes secretos.
-¿Qué encuentros tenían Belgrano y Josefa de Ezcurra, cuñada de Juan Manuel de Rosas?
– Belgrano deambulaba por la calle Defensa e iba a la Farmacia La Estrella (Nota: una de las farmacias más antiguas de Buenos Aires donde hoy funciona el Museo de la Ciudad). Cuando doblaba por la esquina de Alsina, caminaba despacio con su bastón, que era usado como elemento de elegancia. A su vez, levantaba la vista hacia el primer piso de la vereda de enfrente. Allí le devolvían una mirada disimulada. Era Josefa de Ezcurra, con quien tuvo un hijo y fue criado por Rosas.
Ávila, ex dueño de la librería Fray Mocho, se interesó por la abandonada esquina del Colegio cuando se enteró que allí instalarían un fastfood, y se comprometió a reeditar lo que había sido la vieja librería.
"Hoy es declarada de Interés Cultural de la Ciudad, Monumento Histórico Nacional por decreto presidencial. En Europa la han mencionado como la más antigua del mundo", dice.
“Cuando el hombre descubre el libro, nunca más vuelve a estar solo”
“Cuando el hombre descubre el libro, nunca más vuelve a estar solo”
-¿Cuál es el rol del librero?
-Es un formador de lector, una responsabilidad que se perdió con el correr de los años. La computadora te ayuda, pero lo central es el vendedor. Es el que va a guiar y a introducir en el mundo de la lectura como una función social. Cuando el hombre descubre el libro, nunca más vuelve a estar solo.
-¿Cuántos libros hay?
-Entre los dos pisos y los depósitos hay alrededor de cien mil.
-¿Cuáles son los títulos más antiguos? ¿Están en venta?
-Son los del Padre Pedro Lozano, con ediciones del 1700 y tratan sobre el origen de la lengua. Todos los libros que tenemos están a la venta. Ningún autor escribe para guardarlo bajo llave, ni tampoco trabajamos con coleccionistas.
-¿Cuál es el libro más caro?
-Es importante entender que, más allá de un precio de mercado, existe el ojo tasador del librero. En mi caso, el que tiene más valor es la primera edición de "Luna de enfrente" (1920), de Jorge Luis Borges (Nota: tiene un valor de cien mil pesos).
La librería está especializada en temas humanísticos
La librería está especializada en temas humanísticos
-¿Cuál es el clásico más vendido?
-El Martín Fierro de José Hernández es siempre el más requerido. En segundo lugar está El Principito, del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry. Son dos títulos que debemos tener siempre.
-¿Los jóvenes leen menos que antes, o es un mito?
– En nuestro país existe algo que nos elogian siempre los extranjeros: la cantidad de librerías, de teatros, de expresiones culturales. Eso tiene que ver con la cultura. Los jóvenes forman parte, pero hay una limitación: la económica. Hoy un título dentro de las "novedades" puede salir entre 500 y 600 pesos. ¿Qué joven puede acceder fácilmente a ese gasto? Creo que los chicos siguen teniendo interés por los libros, pero antes eran más accesibles. Desde la librería tendemos a vender usados, que es una manera de que los clientes lleguen a tener un libro.
“Son necesarias políticas culturales para estimular la lectura”
“Son necesarias políticas culturales para estimular la lectura”
"Cada medio de comunicación, antes o después, asiste a su propio velorio", dice Carlos Scolari, intelectual argentino radicado en España y especializado en medios, en su reflexión sobre la muerte del libro. Lo digital amenaza al papel: ebooks y debates sobre el periodismo impreso.
Pero Ávila es optimista frente a los cambios de la posmodernidad. "El libro es un ente irremplazable. Tomarlo, tenerlo en tu mano, abrirlo, hojearlo, sentir el olor, su textura, es una relación de intimidad".
La librería permite esa sensación de complicidad. Un grupo de ruidosos adolescentes entra en busca de un libro. Sin timidez agarran y hojean las publicaciones del estante de "Novedades".
Ávila y el resto de los libreros se preparan. Suben y bajan las escaleras. Como aquel mayo de 1810, la librería es otra vez protagonista de un desafío: acercar los jóvenes a la lectura. Que es otra forma de hacer la revolución.

La Internacional Argentina

Cultura

La librería de Villa Crespo que es símbolo de la vanguardia

Comandada por el poeta Francisco Garamona, La Internacional Argentina es un lugar donde se dan cita diferentes disciplinas, siempre cerca del arte y de la novedad estética. Ferias, conciertos, tertulias, compra, venta y producción de libros, en un barrio céntrico de Buenos Aires 

Garamona en “La Internacional Argentina”
Garamona en “La Internacional Argentina”
En su ensayito La esfera de Pascal, Borges anota una metáfora que se repite a lo largo de los tiempos pero cuya entonación cambia, de acuerdo a cada época: "Una esfera infinita, cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna". Con las distancias que corresponde, algo así se podría pensar sobre La Internacional Argentina, una librería en el barrio porteño de Villa Crespo, pero que es más que una librería: es un homenaje a Copi, es una editorial, es una sala de ensayos, una sala de arte, un lugar de compra de libros y bibliotecas, un centro de tertulias contemporáneas. Ubicada en la calle Padilla cuando se cruza con Serrano, hace 14 años que la librería animada por Francisco Garamona -pero que, como corresponde a la metáfora del principio de esta nota, tuvo ya varios domicilios- es un lugar de los márgenes, pero que produce materiales artísticos expansivos.
Es un local chico, en la vidriera hay ejemplares de las novedades editoriales, pero también libros raros o que se sospechaban inconseguibles. "Si no lo tenemos, lo encontramos", dice Garamona a Infobae Cultura una nochecita de verano pero no en la parte de adelante de la librería, cuyo nombre remite al clásico de Copi, sino en la parte de atrás que, como se sabe desde la más tierna infancia educativa, es donde se ubican los chicos malos. Y los creadores. Y los extravagantes. Etcétera.
Super Siempre junto al pintor Alfredo Prior, el escritor Sergio Bizzio y el músico Alan Courtis
Super Siempre junto al pintor Alfredo Prior, el escritor Sergio Bizzio y el músico Alan Courtis
Atrás es la oficina donde se traman los libros que edita Mansalva, cuyo catálogo exhibe desde textos de César Aira a Guillermo Ueno, pasando por Diego Meret, Fogwill o Guillermo Borges (el padre de Jorge Luis), ediciones para exquisitos cuyo diseño de tapas está inscripto por el estilo del artista Javier Barilaro. "Tengo la suerte de haber sido lector de Aira, luego conocerlo, editarlo y ser su amigo", dice Garamona, que podría ser definido como un bon vivant contemporáneo que se dedica, además, a la poesía, al coleccionismo, la música y la conversación que, se sabe, es el deporte preferido de los argentinos. "Estos cuadros son míos, no están a la venta", aclara cuando se le pregunta si además el lugar es una galería comercial.
"Para mí este es el centro de la vanguardia actual porteña", dice la artista española Lupe Ayala, que vive en el país desde hace cinco años y que además es representante de la editorial universitaria chilena Diego Portales, cuyos libros son joyas editadas por Matías Rivas y que tienen la particularidad de un sistema que no permite la toma de ganancias, razón por la que todo el capital es reinvertido en ediciones de otros libros y, de ese modo, se publican hallazgos que no podrían ser publicados si de razones de mercado se tratara el tema. Ayala está de paso por la librería y pasa al fondo sin tocar.
Allí también está sentado Nicolás Moguilevsky, otra de las caras visibles de La Internacional, compañero de aventuras editoriales y musicales con Garamona y bisnieto de León Trotski. "Sí, el bisabuelo Jaime era primo hermano de Lev Bronstein, así que yo sería bisnieto sobrino de León", se ríe.
En las elecciones de 2015, Moguilevsky apeló a su genealogía para llamar a que los militantes del Frente de Izquierda votaran por Scioli y no en blanco. "¡Tenía razón! Mirá como estamos ahora", dice a Infobae. Luego propondrá la conformación de un nuevo partido político: CONFIEMOS. "Es un nombre adecuado a las circunstancias", asegura. "La crisis afecta a todos, pero imaginate que entre comprar comida y pagar la luz o comprar un libro, todos eligen lo primero. El ajuste de Macri les pega muy duro a las librerías y a las editoriales", dice Garamona.
Sin embargo, eso no implica que el editor y poeta y sus secuaces no sean productivos. "Acabo de publicar mi libro treinta y cuatro" dice y acerca un ejemplar de Si estamos separados, donde se puede leer:
"Dimos vuelta al perímetro
y vimos a la naturaleza
resurgir de los escombros.
Despedirse es ser valiente,
es recomenzar mirando
las colmenas, las torres
y todo lo que siguen
las nubes por el viento"
Garamona (Revista Brando)
Garamona (Revista Brando)
También publicó la obra de teatro La canción de todos los huesos de Torremolinos, escrita a cuatro manos junto a Moguilevsky, que nació como una performance e iba improvisando diálogos sobre el escenario que luego fueron sistematizados para ser trasladados al formato libro. Y canta en la banda Super Siempre junto al pintor Alfredo Prior, el escritor Sergio Bizzio y el músico Alan Courtis. Sin embargo, Garamona también ensaya su propio proyecto en el que reversionó las canciones del artista Jorge de la Vega, uno de los fundadores del pop local que fueron grabadas en 1968 y que permanecieron como un santo y seña de entendidos hasta hoy, que se puede escuchar libremente en internet. El disco, que fue editado también en vinilo, se llama Gusanito, mucho gusto. Un multitasking, el tal Garamona.
"El otro día le mandé una canción que estamos haciendo a Daniel Melingo y dijo que le parecíamos que éramos la Velvet Underground de la posverdad", dice Garamona. ¿La posmodernidad llevada al palo? Habría que preguntarle a Melingo.
Sin embargo, las cuestiones de la más real verdad suceden en La Internacional, donde hay un nuevo librero, Estanislao Correa ("yo creo que está aprendiendo varios oficios, no sólo el de librero, pero es un presagio, una promesa de futuro", dice su empleador, mientras algunas cervezas son bebidas en la oficina de atrás) y llega Nati Cristo Pan, una joven artista ("es la musa de La Internacional", dice Garamona) y se suma a la tertulia.
Cristo Pan organiza la Feria Cristal en la que se venden obras a precios bajísimos para que el arte no sea sólo cuestión de coleccionistas: "En la última, (Jorge) Gumier Maier vendía dibujos a 1.500 pesos", dice. También realizan la Feria La sensación, en la que editores independientes y librerías pequeñas copan la vereda de La Internacional para vender del editor al lector sus productos.
"Siempre hacemos cosas marginales, a veces la gente de la música no sabe que nos dedicamos a la literatura y la gente de los libros no sabe que nos dedicamos a la música y así", explica Garamona, que -hay que ponerle un límite- también incursionó en el cine. Hizo los mediometrajes Todo lo que no hago mientras pinto, sobre el pintor Juan José Cambre (que se estrenó en su retrospectiva en el museo Fortabat, de Puerto Madero) y El Monarca, sobre Sergio de Loof, aquel emblema del under porteño. "Pero sobre todo, somos una librería de compra venta, de lunes a viernes, de cuatro a nueve", dice.
“Gusanito, mucho gusto”: Garamona reversiona los temas de De la Vega
“Gusanito, mucho gusto”: Garamona reversiona los temas de De la Vega
-¿Compró bibliotecas de escritores?
-Claro. Pude comprar parte de la biblioteca de Juana Bignozzi y de José Luis Mangieri. Y de otros escritores, pero no se puede decir quiénes, porque se venden libros con dedicatoria y después se pueden producir enojos.
Bignozzi y Mangieri fueron dos faros de la poesía argentina y seguramente los libros de sus bibliotecas contenían tesoros. Insospechados, quizás, entre los estantes de La Internacional.
Además del nombre de la librería, ¿viaja bastante?
-La primera librería que puse fue en Rosario, en 2001, porque acá se hacía imposible poner una editorial. Luego volví y empezamos con La Internacional acá. Recién vengo de Chile.
-Tiene un equipo de fútbol en su honor allá -interrumpe Lupe Ayala.
El escudo del Garamona Internacional FC
El escudo del Garamona Internacional FC
¿Cómo es eso?
-Sí, unos editores y escritores que juegan al fútbol le pusieron el Garamona Internacional Football Club a su equipo. En esta última estancia fui a saludar a los jugadores -cuenta Garamona.
Un poco surreal. En Villa Crespo. Que es el centro de una circunferencia inexistente o infinita, lo que se prefiera.
*La Internacional Argentina queda en Padilla 865 (CABA). Abre de lunes a viernes entre las 16 y las 21 hs.
 
LEA MÁS
_______________

Circuit City Coupon
Circuit City Coupon